Es hora de vencer el miedo

Sin temor a equivocarme, el miedo es la mayor pandemia en el mundo. Por siglos, el miedo ha detenido proyectos, congelado sueños, opacado personalidades, creado realidades ficticias en la mente de quien ha dado cabida a pensamientos que desgastan, ha encadenado, esclavizado, ha contagiado sin reservas.

Dios es consciente de esta realidad, por eso, en contados pasajes bíblicos nos repite con ahínco: «no tengan miedo». Lo dijo siglos atrás a los discípulos que fueron testigos de su obrar, y con ellos, lo replica a cada uno de nosotros que también hemos sido testigos de sus maravillas.

Pero, ¿por qué es tan difícil enfrenar este sentimiento? ¿cómo es que se camufla para hacer de las suyas? ¿En qué momento llega como un ladrón a robarnos la paz del corazón? La respuesta nos la da el mismo Jesús cuando se refiere a los discípulos como hombres de poca fe, (Mateo 8, 26). Entonces, creo que la pregunta correcta es ¿qué tan grande es tu fe? Y es que la fe es un don de Dios que se ejercita todos los días mediante pequeños y constantes actos de entrega. La fe es reconocer que en cada mínimo detalle está la mano providente de Dios, es tener la certeza de que si «él está con nosotros, quien contra nosotros» Romanos 8, 31, es sabernos amados por Él pues «El amor hecha afuera el temor» 1 Juan 4, 18, es tener conocimiento de las promesas que están consignadas en la Sagrada Escritura, porque no son parte del paisaje, son creadas para ser cumplidas, y no solo en otros, sino en mi propia vida.

El miedo se vence caminando, dando pasos de fe. Mirando cada desafío con determinación y teniendo claridad de quien nos respalda y nos sostiene. Quizá, en este momento, estés preso de tus miedos y no seas capaz de descifrarlos, porque peleas con fantasmas sin nombres que en lo único que trabajan es en arrebatarte la paz y llenarte de vacíos y desesperanza. Hoy es el día para que clames a Dios en oración y pongas nombre a tus miedos. Hoy es el día de tomar una decidida decisión para que Dios obre en ti, se glorifique y purifique tu fe.

Dios está a la distancia de una oración y luchará contigo para que venzas tus miedos. Si hasta aquí lo has intentando todo, has luchado y sientes que ha sido en vano, experimentas ansiedad y ese no sé qué, que te supera, es hora de abandonarte en Dios y permitir que haya una gran obra en ti, donde sencillamente albergaras la paz que sobrepasa todo entendimiento.

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.