Evangelio del día 

Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

1 Tesalonicenses 2,9-13:

Recordad, hermanos, nuestros esfuerzos y fatigas; trabajando día y noche para no serle gravoso a nadie, proclamamos entre vosotros el Evangelio de Dios. Vosotros sois testigos, y Dios también, de lo leal, recto e irreprochable que fue nuestro proceder con vosotros los creyentes; sabéis perfectamente que tratamos con cada uno de vosotros personalmente, como un padre con sus hijos, animando con tono suave o enérgico a vivir como se merece Dios, que os ha llamado a su reino y gloria. También, por nuestra parte, no cesamos de dar gracias a Dios, porque al recibir la palabra de Dios, que os predicamos, la acogisteis no como palabra de hombre, sino, cual es en verdad, como palabra de Dios, que permanece operante en vosotros los creyentes.

Salmo 139

Señor, tú me sondeas y me conoces.

¿A dónde iré lejos de tu aliento, a dónde escaparé de tu mirada?
Si escalo el cielo, allí estás tú; sí me acuesto en el abismo, allí te encuentro.

Si vuelo hasta el margen de la aurora, si emigro hasta el confín del mar,
allí me alcanzará tu izquierda, me agarrará tu derecha.

Si digo: «Que al menos la tiniebla me encubra, que la luz se haga noche en torno a mí», ni la tiniebla es oscura para ti, la noche es clara como el día.

San Mateo 23,27-32

En aquel tiempo, habló Jesús diciendo: –¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que os parecéis a los sepulcros encalados! Por fuera tienen buena apariencia, pero por dentro están llenos de huesos y podredumbre; lo mismo vosotros: por fuera parecéis justos, pero por dentro estáis repletos de hipocresía y crímenes. ¡Ay de vosotros, letrados y fariseos hipócritas, que edificáis sepulcros a los profetas y ornamentáis los mausoleos de los justos, diciendo: «Si hubiéramos vivido en tiempo de nuestros padres, ¡no habríamos sido cómplices suyos en el asesinato de los profetas! » Con esto atestiguáis en contra vuestra, que sois hijos de los que asesinaron a los profetas. ¡Colmad también vosotros la medida de vuestros padres!

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

En el día de la última hora, en el día de nuestra muerte, el Señor nos podrá llamar: “Siervos fieles y prudentes”, bienaventurados y dignos de confianza, cuando obramos rectamente, o nos podrá llamar: “Siervos malvados, inútiles”, y que seremos castigados con el castigo que merecen la vida de los hipócritas.

Pero hoy nos preguntamos, sobre qué debemos de vigilar en nuestra vida y encuentro tres dimensiones fundamentales.

La primera: vigilemos sobre nuestro mundo interior los pensamientos, los deseos de nuestro corazón, que son alimentados exteriormente por los sentidos: lo que vemos, lo que escuchamos, lo que palpamos.
Pero también hay una segunda vigilancia: vigilemos sobre las decisiones que tomamos cada día.
Finalmente, vigilemos sobre las acciones y comportamientos exteriores de nuestra vida.

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.