Evangelio del día 

Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

Hebreos 5,7-9

Cristo, en los días de su vida mortal, a gritos y con lágrimas, presentó oraciones y súplicas al que podía salvarlo de la muerte, cuando en su angustia fue escuchado. Él, a pesar de ser Hijo, aprendió, sufriendo, a obedecer. Y, llevado a la consumación, se ha convertido para todos los que le obedecen en autor de salvación eterna.

Salmo

Sálvame Señor, por tu misericordia.

A ti, Señor, me acojo: no quede yo nunca defraudado; tú, que eres justo, ponme a salvo, inclina tu oído hacia mí.

Ven aprisa a librarme, sé la roca de mi refugio, un baluarte donde me salve,
tú que eres mi roca y mi baluarte; por tu nombre dirígeme y guíame.

Sácame de la red que me han tendido, porque tú eres mi amparo. A tus manos encomiendo mi espíritu: tú, el Dios leal, me librarás.

Pero yo confío en ti, Señor, te digo: «Tú eres mi Dios.» En tu mano están mis azares: líbrame de los enemigos que me persiguen.

Qué bondad tan grande, Señor, reservas para tus fieles, y concedes a los que a ti se acogen a la vista de todos.

San Juan 19,25-27:

En aquel tiempo, junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su madre: «Mujer, ahí tienes a tu hijo.» Luego, dijo al discípulo: «Ahí tienes a tu madre.» Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa.

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

Una de las fiestas marianas más queridas por el pueblo creyente y con el nivel de memoria obligatoria es la fiesta de Nuestra Señora la Virgen de los Dolores, “La Dolorosa”.

La piedad popular remonta esta fiesta quinientos años atrás, cuando se hacía memoria de los llamados siete dolores que vivió la Santísima Virgen María, significados en las siete espadas y fundados bíblicamente en la profecía del anciano Simeón, cuando contemplando al Niño Jesús presentado en la casa de Dios, señalará a su madre y a san José: “este bebé será puesto como señal que muchos rechazarán y signo de contradicción”, y mirando a María le dirá: “a Ti una espada te atravesará el alma”.

María más allá del dolor tan profundo, de abandonar la presencia física, material de su Hijo, conserva la esperanza de que la muerte no es la última palabra, la última realidad sobre la vida del hombre, hay que esperar más.

Esta es María, esta es la Dolorosa, este es el testimonio de que ella vivió dolores a lo largo de su vida, desde la infancia del Niño, hasta la muerte de Jesús treinta y tres años más tarde, y Ella siempre vivió de confianza en Dios.

Hoy María, te presentamos nuestras cruces de cada día, el peso de nuestros dolores, sentimos a veces estar muy cerca del calvario acompañándote a Ti y a Jesucristo, y te pedimos fortaleza, una Fe inquebrantable, y una esperanza a toda prueba, para saber que más

 

 

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.