Evangelio del día 

Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

Jeremías 23,1-6:

Ay de los pastores que dispersan y dejan perecer las ovejas de mi rebaño. Oráculo del Señor. Por eso, así dice el Señor, Dios de Israel: – A los pastores que pastorean a mi pueblo: Vosotros dispersasteis mis ovejas, las expulsasteis, no las guardasteis; pues yo os tomaré cuentas, por la maldad de vuestras acciones – oráculo del Señor-. Yo mismo reuniré el resto de mis ovejas de todos los países adonde las expulsé, y las volveré a traer a sus dehesas, para que crezcan y se multipliquen. Les pondré pastores que las pastoreen; ya no temerán ni se espantarán, y ninguna se perderá – oráculo del Señor-. Mirad que llegan días – oráculo del Señor en que suscitaré a David un vástago legítimo: reinará como rey prudente, hará justicia y derecho en la tierra. En sus días se salvará Judá, Israel habitará seguro. Y lo llamarán con este nombre: El Señor, nuestra justicia.

Salmo 22:

R/. El Señor es mi pastor, nada me falta.

El Señor es mi pastor, nada me falta: en verdes praderas me hace recostar; me conduce hacia fuentes tranquilas y repara mis fuerzas. R/.

Me guía por el sendero justo, por el honor de su nombre. Aunque camine por cañadas oscuras, nada temo, porque tú vas conmigo: tu vara y tu cayado me sosiegan. R/.

Preparas una mesa ante mí, enfrente de mis enemigos; me unges la cabeza con perfume,
y mi copa rebosa. R/.

Tu bondad y tu misericordia me acompañan todos los días de mi vida, y habitaré en la casa del Señor por años sin término. R/.

Efesios 2,13-18:

Hermanos: Ahora estáis en Cristo Jesús. Ahora, por la sangre de Cristo, estáis cerca los que antes estabais lejos. Él es nuestra paz. Él ha hecho de los dos pueblos una sola cosa, derribando con su carne el muro que los separaba: el odio. Él ha abolido la Ley con sus mandamientos y reglas, haciendo las paces, para crear con los dos, en él, un solo hombre nuevo. Reconcilió con Dios a los dos pueblos, uniéndolos en un solo cuerpo mediante la cruz, dando muerte, en él, al odio. Vino y trajo la noticia de la paz: paz a vosotros, los de lejos; paz también a los de cerca. Así, unos y otros, podemos acercarnos al Padre con un mismo Espíritu.

San Marcos 6,30-34:

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: -Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco. Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

Nos llama la atención que Jesús, precisamente, se quiere equiparar con estos pastores de rebaños, de ovejas y de cabras; pero él se da un auto calificativo que lo hace distinto de los otros pastores, Él se llama a sí mismo: el buen pastor, y este buen pastor, como nos dirá el evangelista Juan en el capítulo 10, se distingue por cuidar de las ovejas, por llevarlas a pastizales frescos, por cuidarlas y protegerlas de fieras salvajes, por estar atentos a los desvaríos de cualquier oveja o cabrita despistada, por sanar las heridas y las enfermedades de los inocentes animales en medio del rebaño.

Hoy descubramos que pastores, en el fondo, somos todos los que tenemos una responsabilidad, un compromiso en la formación en valores, en la educación, en iluminar el camino de los demás; así, por ejemplo, los papás son pastores sobre sus hijos, los maestros son pastores que guían y enseñan, no solamente conocimiento técnico y teórico a sus alumnos, sino que les enseñan a descubrir los grandes valores de la vida y a construir proyecto existencial en los años de juventud de sus estudiantes; los sacerdotes somos pastores con nuestros feligreses, estamos llamados a alimentarles la fe, la esperanza y la caridad a todas las almas a nosotros entregadas; los líderes políticos y empresariales también son pastores que están llamados a construir sociedades más justas, más humanas.

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.