Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

 2 Corintios 6,1-10:

Hermanos: Como cooperadores suyos que somos, os exhortamos a no echar en saco roto la gracia de Dios. Porque él dice: En el tiempo de la gracia te escucho, en el día de la salvación te ayudo. Pues mirad: Ahora es el tiempo de la gracia, ahora es el día de la salvación. Para no poner en ridículo nuestro servicio, nunca damos a nadie motivo de escándalo; antes bien, continuamente damos prueba de que somos servidores de Dios con lo mucho que pasamos: luchas, infortunios, apuros, golpes, cárceles, motines, fatigas, noches sin dormir y días sin comer; procedemos con limpieza, saber, paciencia y amabilidad; con los dones del Espíritu y con amor sincero, llevando el mensaje de la verdad y la fuerza de Dios. Con la derecha y con la izquierda empuñamos las armas de la salvación, a través de honra y afrenta, de mala y buena fama. Somos los impostores que dicen la verdad, los desconocidos conocidos de sobra, los moribundos que están bien vivos, los sentenciados nunca ajusticiados, los afligidos siempre alegres, los pobres que enriquecen a muchos, los necesitados que todo lo poseen.

Salmo 98:

R/. El Señor da a conocer su victoria.

Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas; su diestra le ha dado la victoria, su santo brazo. R/.

El Señor da a conocer su victoria, revela a las naciones su justicia: se acordó de su misericordia y su fidelidad en favor de la casa de Israel. R/.

Los confines de la tierra han contemplado la victoria de nuestro Dios. Aclama al Señor, tierra entera, gritad, vitoread, tocad. R/.

San Mateo 5,38-42:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Sabéis que está mandado: Ojo por ojo, diente por diente. Pues yo os digo: No hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también la capa; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñalo dos; a quien te pide, dale; y al que te pide prestado, no lo rehuyas.

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

Reconocemos que es que la injusticia respondida con más injusticias genera una espiral creciente que nadie puede detener, y que la violencia respondida genera nuevas dinámicas y espirales de mayores violencias; la única manera para no escalar la violencia es no devolver mal por mal.

Aunque en lo humano y en nuestra lógica sentimos la necesidad del desquite, de la retribución, y hay expresiones que han hecho carrera a lo largo de la historia como: la venganza es dulce, tan bueno que me saqué el clavo, en carrera larga hay desquite; se trata de una falsa sabiduría popular que nos lleva, simplemente, a generar nuevas y mayores violencias.

Hoy, Señor, danos comprensión en nuestras sociedades, danos bajar nuestro lenguaje, sobre todo en las redes sociales, de descalificación, de insultos, de odio, de mentiras y acusaciones falsas sobre los demás.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.