Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

2 Corintios 8,1-9:

Hermanos: Os informo del favor que Dios ha hecho a las iglesias de Macedonia: En las pruebas y desgracias creció su alegría; y su pobreza extrema se desbordó en un derroche de generosidad. Con todas sus fuerzas y aún por encima de sus fuerzas, os lo aseguro, con toda espontaneidad e insistencia me pidieron como un favor que aceptara su aportación en la colecta a favor de los hermanos. Y dieron más de lo que yo esperaba: se dieron a sí mismos; primero al Señor y luego, como Dios quería, también a mí. En vista de eso, como fue Tito quien empezó la cosa, le he pedido que dé el último toque entre vosotros a esta obra de caridad. Ya que sobresalís en todo: en la fe, en la palabra, en el conocimiento, en el empeño y en el cariño que nos tenéis, distinguíos también ahora por vuestra generosidad. No es que os lo mande, os hablo del empeño de otros para comprobar si también vuestra caridad es genuina. Bien sabéis lo generoso que ha sido nuestro Señor Jesucristo: siendo rico, por vosotros se hizo pobre, para que vosotros, con su pobreza, os hagáis ricos.

Salmo 145:

Alaba, alma mía, al Señor. R/.

Alabaré al Señor mientras viva, tañeré para mi Dios mientras exista.

Dichoso a quien auxilia el Dios de Jacob, el que espera en el Señor su Dios,
que hizo el cielo y la tierra, el mar y cuanto hay en él; que mantiene su fidelidad perpetuamente.

Que hace justicia a los oprimidos, que da pan a los hambrientos; el Señor liberta a los cautivos.

El Señor abre los ojos al ciego, el Señor endereza a los que ya se doblan; el Señor ama a los justos, el Señor guarda a los peregrinos.

Mateo 5,43-48:

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: Habéis oído que se dijo: Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo. Yo, en cambio, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os aborrecen y rezad por los que os persiguen y calumnian. Así seréis hijos de vuestro Padre que está en el cielo, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos. Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y si saludáis sólo a vuestro hermano, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los paganos? Por tanto, sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto.

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

Jesús, pedirá a sus discípulos: uno, amen a sus enemigos; dos, recen por los que los persiguen; tres, bendigan a los que los maldicen.

En esta propuesta de Jesús, hay una profunda misteriosa, contradictoria y perfecta sabiduría, que, aunque no es fácil de entender, logra reconciliar a los hombres, sanar sus heridas y alcanzar uno de los valores más altos en cualquier vida, en cualquier sociedad: el perdón.

Jesús moría perdonando a aquellos que gritaban: crucifixión, sangre y muerte para su vida; algo nos tiene que iluminar en nuestro mundo y en nuestras sociedades polarizadas, en los discursos incendiarios, que, a veces encontramos en redes sociales y medios de comunicación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.