Historia de Amén Comunicaciones

Historia de Amén Comunicaciones

¿Qué motivó a Yepes a crear una productora de evangelización digital?

Logo Amén

Carlos Yepes es la historia de un hombre elegido y amado por Dios, desde siempre. ¿Quién pudiera imaginar que un joven de 22 años graduado de la carrera de Derecho, conjuntamente con su madre, tuviera otro horizonte en la vida? ¿Cómo se podía vislumbrar que este joven sentiría interés en ver al Papa  Juan Pablo II en el año 1986 cuando el Santo Padre llegó a Colombia?

Dios nos habla a todos los seres humanos, de formas distintas y nos llama en circunstancias y rostros concretos para que logremos un propósito de vida. Es precisamente este acontecimiento histórico del Papa Juan Pablo II, el que ilumina esta alma inquieta. Aquel día, mientras tantas personas disfrutaban de la presencia del Santo padre, el shock, la crisis y el llanto hicieron catarsis en este joven conmovido interiormente. Sin saber muy bien la moción que movía su corazón, se despertaron interrogantes existenciales sobre lo que realmente quería para su vida, y lo que era de verdad importante y trascendental en la existencia.

Las preguntas retumbaban en su mente, una y otra vez, buscando respuestas. Finalmente, después de una tarde de profunda búsqueda y desahogo, le surge la Iluminación. Yepes, supo desde ese momento que quería ser sacerdote, y su misión era “Evangelizar y atraer almas para Dios”.

Si miramos este episodio particular, todos reconocemos que, en algún momento de la vida, necesitamos tener claridad para darle sentido a lo que hacemos. Y en esta búsqueda de sabiduría, hay algo fundamental que debemos cultivar, y son los espacios de silencio, dialogo interior y comunicación con Dios.
Es precisamente en estos tiempos fuertes de oración donde más podemos discernir con precisión una situación, un evento, una forma de obrar y de vivir.

Por eso, Yepes, no tenía dudas, había tenido un proceso de discernimiento y sabía lo que anhelaba su corazón. Desde ese entonces, empezó a escribir una historia que se ha tejido con cuerdas de amor y lazos de ternura de las manos de Dios.

Carlos Yepes desde que era seminarista, cultivo su vocación de servicio, él hacía misiones a pueblitos de Antioquia, recorría veredas de casas campesinas y enseñaba la palabra de Dios. Solía decir: “que bello y hermoso es sembrar el amor de Dios en las personas, y que alegría tan profunda es dar lo mejor de sí para los demás, para su salvación”

El día en que fue ordenando como sacerdote de la Arquidiócesis de Medellín en diciembre de 1993 sabía que tenía un mundo por delante para trabajar para el mejor y más grande patrón “Dios”. Su trabajo le parecía demasiado apasionante, solo quería servir y evangelizar, lo quería hacer con amor.

Entendió que el servicio incluía dar su tiempo para escuchar, entender, ayudar, guiar, acompañar a las ovejas como un buen pastor, y que en la medida en que moría a sí mismo, entregando lo mejor de sí, mayores iban a ser los frutos, porque allí se abría camino a la gloria del Señor. Entendió, además, que la Evangelización era para todos, y no debía limitarse a un espacio, barrio, ciudad, sino que todos eran convocados a conocer a Cristo.

Fue así como empezó su trayectoria sacerdotal en parroquias, haciendo lo que más quería hacer: servir y evangelizar, pero Dios le tenía deparado una misión diversa en su ministerio.

Las circunstancias lo llevaron a trabajar en el departamento de comunicaciones de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) entre los años 1996 y 1999, y allí pudo conocer cómo era el manejo de los medios de comunicación, qué había en la Iglesia, cuáles eran las necesidades y el futuro de la comunicación.

Así fue como en su sueño de atraer más almas a Dios, detectó una enorme oportunidad de mirar un camino de evangelización a gran escala: crear un canal de televisión católico, que, hasta entonces, no había en Colombia.

La idea fue acogida y materializada por una congregación católica en su ciudad natal, Medellín. Y así empezó el primer canal católico regional en Antioquia que hoy en día cuenta con gran aceptación en la audiencia católica colombiana.
El aprendizaje y apoyo a este canal de televisión durante 16 años, lo motivó a tener un proyecto que llevara el mensaje evangélico a más lugares de Colombia y el Mundo, por medio de la Internet. Allí, en la web donde solo había opciones de “entretenimiento”, “educación”, “música” faltaba un mensaje claro, preciso y trascendente de la vida, donde se hablara de Dios, del amor, de la familia, del servicio a los demás, de los valores, de construir una sociedad mejor.

Pidiendo con fe la inspiración del Espíritu Santo y meditándolo en oración, fue iluminado, y un 19 de marzo de 2010, día de San José, se fundó Amén Comunicaciones, que nace como una respuesta al llamado del Magisterio de la Iglesia, para anunciar el evangelio en los “areópagos modernos” como son las Tecnologías de la Información y la Comunicaciones (TIC). Amén Comunicaciones significa: Apostolado en los Medios para una Evangelización Nueva.

Esta productora católica dirigida por Carlos Yepes Padre, hoy está conformada por un grupo de sacerdotes, laicos comprometidos en la fe y especializados en las áreas de producción audiovisual, comunicación digital y radio on line. Actualmente, llega a todos los lugares del mundo a través de la web y está a la mano de cualquier persona, en tiempo real, a través de un celular, una tableta o un computador.

 

 

 

 

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.