Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

Hechos de los Apóstoles 1, 12-14

Después de subir Jesús al Cielo, los apóstoles se volvieron a Jerusalén, desde el monte que llaman de los Olivos, que dista de Jerusalén lo que se permite caminar en sábado. Llegados a casa, subieron a la sala, donde se alojaban: Pedro, Juan, Santiago, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Santiago el de Alfeo, Simón el Celotes y Judas el de Santiago. Todos ellos se dedicaban a la oración en común, junto con algunas mujeres, entre ellas María, la Madre de Jesús, y con sus hermanos.

Salmo 87

R/. Alaben al Señor todas las naciones.

Él la ha cimentado sobre el monte santo; y el Señor prefiere las puertas de Sión a todas las moradas de Jacob. ¡Qué pregón tan glorioso para ti, ciudad de Dios! R/.

Contaré a Egipto y a Babilonia entre mis fieles; filisteos, tirios y etíopes han nacido allí. Se dirá de Sión: Uno por uno, todos han nacido en ella; el Altísimo en persona la ha fundado. R/.

El Señor escribirá en el registro de los pueblos: Este ha nacido allí. Y cantarán mientras danzan: Todas mis fuentes están en ti. R/.

San Juan 19, 25-34

En aquel tiempo, junto a la cruz de Jesús estaban su Madre, la hermana de su Madre, María, la de Cleofás, y María, la Magdalena. Jesús, al ver a su Madre y cerca al discípulo que tanto quería, dijo a su Madre: Mujer, ahí tienes a tu hijo. Luego, dijo al discípulo: Ahí tienes a tu Madre. Y desde aquella hora, el discípulo la recibió en su casa. Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido, para que se cumpliera la escritura, dijo: Tengo sed. Había allí un jarro lleno de vinagre y sujetando una esponja empapada en vinagre a una caña de hisopo se la acercaron a la boca. Jesús, cuando tomó el vinagre, dijo: está cumplido. E inclinando la cabeza entregó el Espíritu.
Los Judíos, entonces como era el día de la preparación, para que no se quedaran los cuerpos en la cruz el sábado porque aquel sábado era un día grande pidieron a Pilato que les quebraran las piernas y que los quietaran. Fueron los soldados, le quebraron las piernas al primero y luego al otro que habían crucificado con él. Pero al llegar a Jesús, viendo que ya había muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados, con la lanza, le traspasó el costado y al punto salió sangre y agua.

Ideas centrales del evangelio por el Padre Carlos Yepes

Aprendemos que, en María, siguiéndola a ella, siguiendo sus consejos, dejándonos conducir por su luz, en ella no encontramos equivocación.

María como madre tiene sabiduría, intuición, para decirnos donde está la verdad, donde está el bien, que personas nos conviene, que acciones debemos realizar o, por el contrario, omitir; hoy cuando tengas decisiones importantes en tu vida, invoca a Santa María, Madre de la Iglesia y pídele a ella: guía, luz para hacer siempre la verdad, la belleza, la bondad, el bien y el recto amor a los demás en tu vida.

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.

error: Content is protected !!