Especial Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

Patrona de Colombia

«Virgen de Chiquinquirá, protege y bendice a Colombia»

Hoy la Iglesia celebra la fiesta de Nuestra Señora de Chiquinquirá, proclamada Patrona de Colombia por el Papa Pío VII en 1829, quien le otorgó su fiesta Litúrgica, el 09 de julio el 09 de julio 1919 con la presencia del Nuncio Apostólico y el presidente Marco Fidel Suárez, fue coronada como Reina de Colombia. 

El Santuario de Chiquinquirá, fue declarado Basílica en 1927 por el Papa Pío XI. La historia de la imagen se remonta hace cuatro siglos, cuando don Antonio de Santana, encomendero de Suta y Chiquinquirá, solicitó al fraile dominico Andrés Jadraque hacer una una imagen de la Virgen. Él le pidió al español Alonso de Narváez que pintara la imagen de la Virgen del Rosario para colocarla en una pequeña capilla. La pintura fue pintada sobre tela de algodón de procedencia indígena. Alonso usó colores al temple. Pintó una imagen de la Virgen del Rosario con el Niño Jesús. A los lados de la Virgen, a la derecha pintó a San Antonio de Padua (Patrono de Antonio de Santana) y al izquierdo a San Andrés Apóstol. (Tiene a su lado la Cruz donde fue crucificado en forma de X). Fue ubicado en la capilla de Sutamarchán. Estuvo allí durante más de una década, pero la capilla tenía el Techo de paja, y las goteras deterioraron la pintura hasta dejarla borrosa.

En 1578, el párroco Juan de Leguizamón como el cuadro estaba muy borroso, lo quitó del altar y lo envió para Chiquinquirá a la finca del señor Santana. En 1586 llega de España María Ramos, y se fue a trabajar a la casa de los Santana. Encontró el cuadro lleno de agujeros, mugre y borroso. Supo que era una imagen de la Virgen, pero al estar en tal mal estado se usa para poner semillas a secar al sol. Ella le quitó la mugre, y lo colgó en el oratorio. María pasaba largos ratos de rodillas ante el borroso cuadro, pedía a la Virgen consuelo y que fuera más visible. El 26 de diciembre de 1586, a las 9 de la mañana María salió de la capilla, y pasó una india cristiana llamada Isabel y su pequeño hijo Miguel le dijo a su madre: “Madre
mía, mire a la Madre de Dios, que está en el suelo”. La india miró hacia el altar y vio como la Imagen de la Madre de Dios, estaba en el suelo, despedía un gran resplandor. La india asombrada, en voz alta dijo a Maris Ramos: “Mire señora que la Madre de Dios, se bajó de donde estaba y parece que se está quemando” María vio que la Imagen de la Virgen, aparecía rodeada de resplandores y sin explicaciones, los colores y su brillo original reaparecieron. Los rasguños y agujeros, de la tela habían desaparecido. Constató el Milagro y derramando lágrimas. Fue hasta la Imagen, se arrodilló, la miró, levantó el milagroso cuadro y fue colocado en el puesto que tenía antes, sobre el altar. Acudieron al sitio mujeres, la fama se extendió por todo el vecindario. Indios, españoles, visitaban el sitio y en un par de meses todo el virreinato de la Nueva Granada Supo de lo ocurrido. A los 15 día llegó el párroco de Sutamarchán, comprobó el hecho y reverenció el cuadro con gran devoción tomó declaraciones juramentadas y las envió al Arzobispo de Santa fe de Bogotá. Fue de visita y ante el cuadro exclamó: “Verdaderamente Dios, está en este sitio y yo no lo sabía”. Al lugar, iban de todas las regiones y la Madre de Dios, comenzó a hacer curaciones y se lograban numerosas conversiones. El Santuario es visitado por miles de peregrinos, sobre todo el día de su fiesta 9 de julio. El Lienzo está bajo la Custodia de los Dominicos.

San Juan XXIII y San Juan Pablo II tuvieron una especial cercanía a esta advocación. San Juan XXIII, para pedir por la buena realización del Concilio Vaticano II, en 1960 ofrendó, por medio del nuncio el llamado “Cirio de purificación” para ser encendido frente a la Imagen. En 1986, San Juan Pablo II visitó la Basílica y consagró Colombia a la Virgen María, pidiendo concediera “el don inestimable de la paz, la superación de todos los odios y rencores y la reconciliación de todos los hermanos”. El Papa Francisco en su viaje a Colombia 2017, visitó y oró en silencio, ante la Imagen que fue trasladad a la Catedral Primada de Bogotá.

Enseñanza para la vida:

La Santísima Virgen María es la Madre que nos acompaña en el caminar por esta vida terrenal, Ella es camino seguro para llegar a Cristo, fortalezcamos la devoción y el amor filial a Nuestra Madre del Cielo. 

Oración de san Juan Pablo II a la Reina de Colombia

Oh Virgen, bella flor de nuestra tierra, envuelta en luz del patrio pabellón,
Eres tú nuestra gloria y fortaleza, madre nuestra y de Dios.

En burda tela avivas tu figura con resplandor de lumbre celestial,
Dando a tus hijos la graciosa prenda de la vida inmortal.

Orna tus sienes singular corona de gemas que ofreciera la nación,
Símbolo fiel del entrañable afecto y del filial amor.

A Ti te cantan armoniosas voces y te aclaman por Reina nacional
Y el pueblo entero jubiloso ofrenda el don de su piedad.

Brote la tierra perfumadas flores que rindan culto a tu sagrado altar;
Prodiga siempre a la querida patria los dones de la paz.

A Ti, Jesús, el Rey de las naciones, a quien proclama el corazón por Rey,
Y al Padre y al Espíritu se rinda gloria, honor y poder. AMÉN

 

Especial Fiesta Preciosa Sangre de Cristo 

 

 

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.

error: Content is protected !!