Lon abuelos nos ayudan a darle sentido a la vida

Valorarlos es entender que Dios los eligió para que nos ayudaran a entender el camino, gracias a su sabiduría, de regreso a casa del padre.

Cuanta riqueza guardan los abuelos en el baúl de sus recuerdos y experiencias. Su sabiduría es oro puro para aquietar un corazón al que le falta sensatez.

Escuchar sus historias es manjar exquisito y nutrido de aprendizaje. Es como viajar años luz a través del tiempo, con la certeza de regresar cargados de herramientas que ellos, con toda la generosidad, disfrutarán entregarnos.

Sus huellas pueden quedar tatuadas en nuestro corazón, dependiendo del nivel de apertura y disposición. Entender el tinte de sus palabras, es comprender aquel pasado que quizá hoy les pesa o la alegría y la ternura de haberlo intentado todo y no cargar ningún remordimiento.

Culparlos por la manera en que ven el mundo es ser incapaces de entender los matices de su proceso. Hoy es fácil juzgar y desechar, olvidando que todos vamos para el mismo lugar. Hoy, hay muchas palabras que faltan por decir, porque faltan muchos oídos para escuchar.

Compartir con los abuelos es leer un libro gordo cargado de enseñanzas, es una aventura en mezcla de muchos géneros literarios. Es la muestra de la vida misma vivida y contada con los ojos de la experiencia. Cuanta humildad necesitamos para comprender sus posiciones y sintetizar el mensaje más importante. Para validar sus emociones y socorrer sus necesidades.

No cabe duda que la vida tiene sentido cuando canalizamos la sabiduría de los abuelos en nuestra existencia. Fundamentamos las bases de nuestras creencias al darnos cuenta la sencillez -pero a la vez- la convicción de su profesión de fe. Y de manera especial, cuando aprendemos a disfrutar de los puentes de unión familiar que son los abuelos.

Este domingo 25 de julio, el papá Francisco realizará la primera Jornada Mundial de los Abuelos y de las Personas Mayores con el tema “Yo estoy contigo todos los días”, un llamado a reconocer el gran valor que representan nuestros abuelos para las familias y la sociedad, para elevar una acción de gracias a todos aquellos que han consagrado su vida a fomentar raíces fuertes en valores y principios rectores.

En el mensaje que compartió el papá para presentar la Jornada, hizo hincapié en los pilares en los que – los abuelos- con su vida pueden ayudar a los demás, y es por medio de los sueños, la memoria y la oración. Allí donde para el mundo muchas veces no hay sentido de utilidad, es donde Dios permite que haya mayor fruto, por eso nunca debe darse en saco roto lo que cada uno de puede hacer con la suma de experiencias de vida. Nunca es tarde para dar lo mejor de sí, en Dios siempre es el momento, la hora y el lugar. No tengamos miedos de sentirnos instrumentos útiles en las manos de Dios, porque como lo dice el papa Francisco “El Señor es eterno y nunca se jubila. Nunca”

.

Escucha la reflexión del padre Carlos Yepes en relación con este tema.

 

 

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.