Santo Viacrucis

El Viacrucis es un camino que conduce a la comunión profunda  y espiritual con Jesús. Es un camino de fe con Jesús condenado a muerte. Camino de la cruz, que nos proponemos caminar con ÉL, nos introduce en el misterio de la Salvación y nos recuerda su sacrificio por la humanidad. 

Primera Estación

 ¡Jesús es condenado a muerte!

 V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Evangelio según San Marcos 15, 12-13. 15

“Pilato tomo de nuevo la palabra y les pegunto: ¿Qué hago con el que llaman rey de los judíos? Ellos gritaron de nuevo  Crucifícalo. Y Pilato, queriendo complacer a la gente, pe soltó a Barrabas; y a Jesús, Después de azotarlo, lo entregó para que lo crucificaran.”

Segunda estación:

 ¡Jesús carga con la cruz!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Evangelio según San Marcos 15, 20

«Terminada la bula, le quitaron la púrpura y le pusieron su ropa y lo sacaron para crucificarlo.»

Tercera estación:

 ¡Jesús cae por primera vez!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del profeta Isaías 53,4-6

«Sin embargo, eran nuestras dolencias las que él llevaba, eran nuestros dolores los que le pesaban. Nosotros lo creíamos azotado por Dios, castigado y humillado, y eran nuestras faltas por las que era destruido; nuestros pecados, por los que era aplastado. El soportó el castigo que nos trae la paz y por sus llagas hemos sido sanados. Todos andábamos como ovejas errantes, cada cual seguía su propio camino, y el Señor descargó sobre él la culpa de todos nosotros.»

Cuarta estación:

¡Jesús se encuentra con su madre!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Evangelio según san Lucas 2, 34-35

«Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «He aquí el niño, este  ha está puesto para caída y levantamiento de muchos en Israel, y  será signo de contradicción y a ti misma una espada te atravesará el alma! Para que se pongan de manifiesto los pensamientos de muchos corazones. Su madre  conservaba todo esto en su corazón.

Quinta estación:

 ¡Jesús es ayudado por el cireneo!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Evangelio según san Lucas 23, 26

«Cuando lo llevaban, encontraron a un tal Simón de Cirene que volvía del campo, y le cargaron con la cruz para que la llevara detrás de Jesús.»

Sexta estación:

¡La verónica limpia el rostro de Jesús!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del libro de los Salmos 27, 8-9

«Mi corazón  ha dicho de ti: «Busca mi rostro»; es tu rostro, Señor, lo que yo busco; no me ocultes tu rostro, no rechaces con cólera a tu siervo; tú eres mi auxilio,  no me abandones, no me dejes, oh Dios, salvador mío.»

Séptima estación:

¡Jesús cae por segunda vez!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del libro de Las lamentaciones 3,1-2.9

«Yo soy el hombre que ha visto la miseria bajo el látigo de su furor. Él me ha llevado y me ha hecho caminar en tinieblas y sin luz. Ha cercado mis caminos con piedras sillares, ha torcido mis senderos.  Ha quebrado mis dientes con guijarro, me ha revolcado en la ceniza.»

Octava estación:

¡Jesús consuela a las mujeres de Jerusalén!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Evangelio de San Lucas 23, 28-31

«Jesús se volvió hacia ellas y les dijo: Hijas de Jerusalén, no lloréis por mí, llorad por vosotras y por vuestros hijos, porque mirad que llegará el día en que dirán: «Dichosas las estériles Y los vientres que no han dado a luz y los pechos que no han criado». Entonces empezarán a decirles a los montes:  «Desplomaos sobre nosotros»; y a las colinas: «Sepultadnos»; porque si así tratan al leño verde, ¿Qué pasará con el seco?»

Novena estación:

¡Jesús cae por tercera vez!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura de la segunda carta  del apóstol

San Pablo a los Corintios 5, 14-15 

«Nos apremia el amor de Cristo, al considerar que, si uno murió por todos, todos murieron. Y Cristo murió por todos, para que los que viven, Ya no vivan para sí, sino para el que murió y resucito por ellos».

Décima estación:

 ¡Jesús es despojado de sus vestiduras!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Libro de los Salmos 22,19

Se reparten mi ropa, echan a suerte mi túnica.

Décimo primera estación:

¡Jesús es clavado en la cruz!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

 Lectura del Libro de San Juan 19, 16a.19

«Entonces se lo entregó para que lo crucificaran. Y Pilato escribió un letrero y lo puso encima de la Cruz; en Él estaba escrito «Jesús, el Nazareno, el rey de los judíos».

Décimo segunda estación:

¡Jesús muere en la cruz!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Evangelio según San Lucas 23,46

«Y Jesús, clamando con voz potente dijo: “Padre a tus manos encomiendo mi espíritu”, y dicho esto expiró».

Décimo tercera estación:

 ¡Jesús es bajado de la cruz y puesto en los brazos de su madre!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Evangelio según San Juan 19, 26-27a

«Cuando vio Jesús a su madre, y al discípulo a quien Él amaba, que estaba presente, dijo a su madre: Mujer, he ahí tu hijo. Después dijo al discípulo:  He ahí tu madre. Y desde aquella hora el discípulo la recibió en su casa».

Décimo cuarta estación:

 ¡Jesús es sepultado!

V/Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos.

R/Pues por tu santa cruz redimiste al mundo.

Lectura del Evangelio según San Juan 19, 39-40

«También fue Nicodemo, el que había ido de noche a ver a Jesús, llevando unas cien libras de mirra perfumada y áloe. Tomaron el cuerpo de Jesús y lo envolvieron en lienzos con los aromas, según la costumbre de enterrar de los judíos.»

Si quieres meditar el Santo Viacrucis, activa el video y reflexiona en cada una de las estaciones. 

Deja un Comentario

Padre Carlos Yepes

El Padre Carlos Yepes es un sacerdote Colombiano reconocido por su labor evangelizadora en los medios de comunicación a través de los cuales hace:
Reflexiones diarias del evangelio (Palabra de Vida)
Reflexiones para vivir con sentido
Oraciones diarias

Fundación Amén Comunicaciones

Es una productora Católica, dedicada a la evangelización digital y de televisión.
Su misión es anunciar el evangelio de manera clara, sencilla y existencial al hombre de hoy, tan necesitado de un mensaje de sabiduría, paz y esperanza para su vida.

error: Content is protected !!