Inicio - Especiales - Virgen María - Mayo es el mes de María
Generic filters

Filtro

Mayo es el mes de María

¿Cómo acercarme más a María?

Mayo es el mes de María, es un mes propicio para conocerla, orar de su mano, meditar el Santo Rosario y consagrarnos a Jesús por medio de la Santísima Virgen.

María es un signo de amor maternal, es un faro de esperanza y fe inquebrantable, es un referente de inspiración y consolación, es un camino de huellas profundas hacia la santidad.

A continuación, te presentamos distintas opciones para incrementar la devoción hacía María y caminar de su mano hacía Jesús.

La primera opción que te presentamos es la oración del Santo Rosario:

Ora con el santo rosario

A través del siguiente link, puedes orar con el Santo Rosario que es una oración Cristo céntrica

Santo Rosario 

Santo Rosario para Niños

Además, puedes profundizar sobre:

Bendiciones que trae a la vida orar el Santo Rosario

Promesas que reciben quienes oran con el Santo Rosario

Si por alguna razón, no sabes cómo se ora con el Santo Rosario, aquí puedes  aprender.

Cómo rezar el Santo Rosario 

Por otro lado, las novenas forman parte fundamente de la piedad popular y son una gran escalera para unirnos en amor a la Santísima Virgen María.

Listado de Novenas que puedes orar durante este mes:

Novenas a María

Novena de la confianza a María Auxiliadora 

Novena Virgen de Fátima

Novena María Auxiliadora 

Novena Virgen de Lourdes 

Novena anunciación de la Virgen María 

Novena Medalla Milagrosa

Novena Inmaculada Concepción 

Novena Virgen de Guadalupe 

Novena Virgen del Rosario 

Novena Virgen Desatanudos 

Novena Nuestra Señora de los Dolores 

Novena Asunción Virgen María 

Novena Virgen del Carmen 

Novena Virgen del Rosario de Chiquinquirá 

Novena Nuestra Señora del Perpetuo Socorro 

Otro de los puntos importantes que se puede enfatizar durante el mes de mayo es en la Consagración.

Consagración a Jesús por medio de María

San Luis María Grignon de Montfort, autor del libro «Tratado de la verdadera devoción a la Santísima Virgen», propone un método de consagración a María, que muchos fieles católicos de distintas partes del mundo emplean para acercarse más a Jesús, gracias a la poderosa intercesión de María Santísima.

La consagración, propone interiorizar, durante 33 días, distintos contenidos tales como: conocimiento del mundo, de uno mismo, de la Virgen María y de Jesucristo.
1. Conocimiento del mundo (1 – 12 días)
2. Crecer en el conocimiento de uno mismo (13 – 19 días)
3. Crecer en el conocimiento de María y su intercesión en nuestras vidas (20 – 26 días)
4. Por María y el Espíritu Santo, crecer en la comprensión de Cristo (27 – 33 días)

Una de las razones más hermosas para consagrarse a Jesús por María la dio el papa Juan Pablo II, en la homilía del 13 de mayo de 1982 en Fátima:

Consagrarse a María Santísima significa recurrir a su auxilio y ofrecernos a nosotros mismos y ofrecer la humanidad a Aquel que es Santo, infinitamente Santo; valerse de su auxilio — recurriendo a su Corazón de Madre abierto junto a la Cruz al amor para con todos los hombres y para con el mundo entero — para ofrecer el mundo, y el hombre, y la humanidad, y todas las naciones, a Aquel que es infinitamente Santo.”

Son muchas las opciones que tenemos como Iglesia para fortalecer la relación con María, que lo único que busca es acercarnos más a Jesús. Todos los santos han tenido un especial cariño y respeto por María, porque como lo dice San Luis de Montfort «A quien Dios quiere hacer muy santo, lo hace muy devoto de la Virgen María«.  

Loading