Inicio - Especiales - Cuaresma - Semana Santa - Jueves Santo 2022
Generic filters

Filtro

Jueves Santo 2022

Jueves Santo

Jueves Santo - padre Carlos Yepes 2022

Descubre, ¡El más grande milagro de Amor!

Hoy, Jueves Santo, celebramos la entrega de AMOR más sincera y verdadera que se haya dado en toda la historia de la humanidad.

“Habiendo amado a los suyos, que estaban en el mundo, ¡los amó hasta el extremo!” (Juan 13,1)

Un día como hoy, hace más de 2000 años, Jesús en la última cena, deja tres mensajes claros para la vida del hombre, que reflejan su amor y misericordia por la humanidad:

1) La Institución de la Eucaristía
2) La Institución del Sacerdocio
3) El Mandamiento de la caridad y el amor

Reflexiona sobre el Jueves Santo

¿Qué es la Eucaristía (Pan de Vida)?

• La Eucaristía o Pan de vida es presencia viva del cuerpo y sangre del Señor.
• Es el alimento espiritual que nutre, da vida, fortalece y sana al hombre.
• En la Eucaristía esta el amigo fiel, que acompaña, escucha, consuela y alegra como nadie lo hace.

Jesús dice a sus discípulos: «Esto es mi Cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria mía».
Y de la misma manera, después de cenar, toma la copa, diciendo: «Esta copa es la Nueva Alianza que se sella con mi Sangre. Siempre que la beban, háganlo en memoria mía».

Este acto de amor es celebrado todos los días, en todas las iglesias del mundo, en memoria suya, y allí se cumple la promesa de «estar con nosotros hasta el fin del mundo». (Mateo 28, 20)

Jesús promete, que el que coma este pan, vivirá por siempre, porque Él es el Pan de la vida. Por eso, agradecemos este milagro de amor, conmemorado en este día, como el acto más genuino del amor.

Siete tesoros que hayamos en la Eucaristía

¿Qué es el Sacerdocio?

En palabras del Santo Cura de Ars, “¡El sacerdocio es el amor del corazón de Jesús!”. Y es que el mismo Jesucristo llama a algunos hombres para que, en fidelidad, manifiesten en el mundo entero el amor de Dios.

•Este sacramento nos invita a orar por todos los sacerdotes y religiosos del mundo que, con su evangelización y entrega generosa al pueblo de Dios, son testimonio de fe, de amor y de servicio para todos.
•El sacerdote se encarga de consagrar la Eucaristía para nutrir al pueblo de Dios.

¿En qué consiste el mandamiento de la caridad y el amor?

En nombre del amor se han hecho muchas cosas. Sin embargo, la Sagrada Escritura nos presenta una tesis sobre el amor y la caridad, que reflexionada a profundidad, da la claridad absoluta de lo que Jesús vino a decirnos, mostrarnos y enseñarnos.

Si hablo las lenguas de los hombres y aun de los ángeles, pero no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o un platillo que hace ruido. Y si tengo el don de profecía, y entiendo todos los designios secretos de Dios, y sé todas las cosas, y si tengo la fe necesaria para mover montañas, pero no tengo amor, no soy nada. Y si reparto entre los pobres todo lo que poseo, y aun si entrego mi propio cuerpo para tener de qué enorgullecerme, pero no tengo amor, de nada me sirve.

Tener amor es saber soportar; es ser bondadoso; es no tener envidia, ni ser presumido, ni orgulloso, ni grosero, ni egoísta; es no enojarse ni guardar rencor; es no alegrarse de las injusticias, sino de la verdad. Tener amor es sufrirlo todo, creerlo todo, esperarlo todo, soportarlo todo”. 1 Corintios 13, 1-4

Otros detalles de este día

En este día de Jueves Santo, en la mañana, también se celebra la Misa Crismal donde se consagra el Santo Crisma (usado para ordenaciones, confirmaciones, bautizos y consagraciones) y se bendicen los demás óleos (de los catecúmenos y de los enfermos). Esta misa es presidida por el Obispo Diocesano, y en ella se renuevan las promesas sacerdotales del mundo entero.

Por su parte, en la eucaristía celebrada en la tarde, conocida como la Eucaristía del lavatorio de los pies, donde se conmemora la Institución de la Eucaristía, la Institución del Sacerdocio y el Mandamiento de la caridad y el amor, desde el momento de la Comunión, el Santísimo Sacramento es llevado al “Altar de la reserva” y en la noche se encuentra la adoración del Santísimo en la Hora Santa, donde recordamos la oración y agonía de Jesús en Getsemaní y lo acompañamos a orar, como lo sigue haciendo por cada uno de nosotros en las distintas situaciones actuales y concretas.

Finalmente, con este día, se introduce el triduo pascual que dará paso a la celebración de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo.