Inicio / Especiales / ¿Por qué rezar el Rosario?
Generic filters

Filtro

¿Por qué rezar el Rosario?

 

31  razones por las que deberías rezar el Rosario

El Santo Rosario es una herramienta poderosa para intimar con Jesús. Nos permite madurar nuestra espiritualidad y descubrir, por medio de esta oración, los acontecimiento más relevantes de nuestra fe. A continuación, listamos las razones por las cuales debes orar y meditar el Rosario.

rosario -maria - padre carlos yepes

Porque…

-Recibes gracias especiales para ti y tu familia.

-Tienes protección frente al mal, los vicios y la mentira.

-Es un arma poderosa para no caer en el pecado.

-Tienes esperanza para tu vida

Rescata los corazones vanidosos y soberbios.

-Impulsa el buen obrar.

-Concede virtudes para vivir en amor y servicio”

-Obtienes la luz de Jesús y María y saber que no estás solo.

-Encuentras serenidad para tu vida.

-Avivas el amor a Jesús y a María.

-Las almas sedientas de espiritualidad, se sacian.

-Los que lloran, sienten consuelo.

Oras a Jesús y a María.

-Se logra conversión de pecadores.

-Puedes sanar tus tristezas y angustias

-Con cada Ave María, le regalas una rosa a María, y con cada rosario completo le regalas una corona de rosas.

Meditas el misterio del sufrimiento, la lucha y el triunfo de Jesús, y recuerdas como la Virgen María estuvo presente para ayudarle a él a cumplir su misión salvadora.

-Puedes desatar los nudos que hay en tu vida y lograr liberación de ataduras.

-Los pobres son socorridos.

-Puedes obtener toda clase de gracias de Jesús y María.

-Tienes un resumen del Evangelio, es una oración Bíblica

-Hay una gran promesa de protección contra el Mal.

-Muchos han llegado a la santidad.

-Entonas una gran oración a Jesús y María.

-Vives con más fortaleza.

-Nos unimos todos en un mismo fin, meditando las huellas de Jesús.

-Vivimos en un mismo espíritu de oración y fe.

Confías y espera un mejor mañana.

-Los verdaderos hijos del Rosario gozarán de una gran gloria en el cielo.

-Encuentras paz y esperanza.

-Concede bendición a todos aquellos que vivan sus Misterios con devoción.