Inicio - Especiales - Tiempo Ordinario - Protección Espiritual
Generic filters

Filtro

Protección Espiritual

Todo lo que debes saber sobre la protección espiritual

Hay una frase que se ha vuelto viral en las redes sociales:

“Cuando Dios dice que si, te bendice.
Cuando dice no, te protege,
Cuando Dios dice espera, te prepara”

Muchas veces no entendemos la manera cómo Dios nos habla en la vida y, es por esto que frente a sus “NO”, solemos disgustarnos, sin entender que, de fondo, lo que ocurre es que nos está protegiendo.

Razón tenía Jesús cuando mencionó que, si bien estamos en el mundo, no somos del mundo, y esto nos hace responsables de entender en el contexto que estamos viviendo y qué herramientas debemos tener para protegernos. Pues, aunque sabemos que el guardián de Israel custodia nuestros pasos, es importante conocer de qué y de quién debemos protegernos.

Busquen su fuerza en el Señor, en su poder irresistible. Protéjanse con toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan estar firmes contra los engaños del diablo. Porque no estamos luchando contra poderes humanos, sino contra malignas fuerzas, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas que nos rodea. Por eso, tomen toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan resistir en el día malo y, después de haberse preparado bien, mantenerse firmes.

Así que manténganse firmes, revestidos de la verdad y protegidos por la rectitud. Estén siempre listos para salir a anunciar el mensaje de la paz. Sobre todo, que su fe sea el escudo que los libre de las flechas encendidas del maligno. Que la salvación sea el casco que proteja su cabeza, y que la palabra de Dios sea la espada que les da el Espíritu Santo. No dejen ustedes de orar: rueguen y pidan a Dios siempre, guiados por el Espíritu. Manténganse alerta, sin desanimarse, y oren por todo el pueblo santo.Efesios 6, 10-18

¿De qué debemos protegernos?

De perder la esperanza
De las asechanzas del enemigo
De las acciones que no estén encaminadas en hacer la voluntad de Dios
De lastimar la fe
De todo tipo de tentación que me aleje de Dios
De la envidia
De vivir una vida sin propósito
Del miedo, el estrés y la ansiedad
De los vicios
De las influencias negativas
Del pesimismo y la desesperación
De los juicios y criticas excesivas
De la desconexión contigo mismo
De rituales y propuestas que hacen mal al hombre
De las Influencias mediáticas y culturales dañinas
Del exceso de tecnología
De las comparaciones constantes con los demás:
De la mala gestión emocional

¿Por qué debemos estar protegidos?

La vida y la libertad son un regalo de Dios, y no podemos vivir esclavos de la maldad que busca dañar el sueño de Dios que es la plenitud y la realización del ser humano.

Fuimos creados para la eternidad y el paso por la tierra es un peregrinaje hacia la presencia permanente de Dios.

Por eso, es importante proteger la salud espiritual, la salud mental y emocional, la salud física, en aras de posibilitar una optima calidad de vida que posibilite el desarrollo y crecimiento personal.
¿De quién debemos protegernos?

San Alfonso de Ligorio dice que debemos cuidarnos de los enemigos del alma, mientras que el Evangelio menciona: “No tengan miedo de los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma; teman más bien al que puede hacer perecer alma y cuerpo en el infierno”.

También debemos defendernos de las personas avaras, soberbias, mentirosas, desobedientes, calumniadores.

¿Qué oración de protección puedo hacer todos los días?

Existen dos oraciones muy importantes que podemos proclamar todos los días.
La más importante es la Oración del Padre Nuestro, que el mismo Jesús enseñó a sus discípulos cuando ellos le hicieron la petición de orientarlos en la manera en que debían orar.

Clic aquí para orar el Padre Nuestro

También, la oración del Santo Rosario es poderosa contra el mal, porque como lo decía el padre Pio de Pietrelchina Un cristiano sin Rosario, es un cristiano sin armas pues con el Rosario se ganan batallas”
Además, una de las promesas de la oración del Santo Rosario, nos dice: “El Rosario es un arma poderosa para no ir al infierno, destruirá los vicios, disminuirá los pecados, y nos defenderá de las herejías”

Clic aquí para orar el Santo Rosario 

¿La Eucaristía me protege?

La Santa Misa es la oración más importante para los cristianos católicos. Tiene el poder de protegernos, liberarnos y darnos la gracia de permanecer fieles al Señor.

La Santa Misa es un banquete al que somos invitados para glorificar a Dios por todas las maravillas que ha hecho en nuestra vida.

Es la oración de acción de gracias, de ofrenda y de súplica que nos exhortan a perseverar en el amor de Dios.

Cada día, puedes acercarte a la Iglesia más cercana y asistir a la Santa Misa, para orar con fe por tu protección y la de toda tu familia.

¿Qué otras oraciones de protección existen?

Oración a la Preciosa Sangre de Cristo

Oración a San Benito

Salmos de protección

Oración San Miguel Arcángel

Novena a la Sangre de Cristo

Loading