Inicio / Evangelio / Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I domingo 28 noviembre 2021
Generic filters

Filtro

Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I domingo 28 noviembre 2021

Evangelio del día 

Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

Jeremías 33,14-16

Mirad que llegan días -oráculo del Señor-, en que cumpliré la promesa que hice a la casa de Israel y a la casa de Judá.

En aquellos días y en aquella hora suscitaré a David un vástago legítimo, que hará justicia y derecho en la tierra.

En aquellos días se salvará Judá y en Jerusalén vivirán tranquilos, y la llamarán así: «Señor -nuestra- justicia».

Salmo (25)

A ti, Señor, levanto mi alma.

Señor, enséñame tus caminos, instrúyeme en tus sendas, haz que camine con lealtad; enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador.
A ti, Señor, levanto mi alma.

El Señor es bueno y recto, y enseña el camino a los pecadores; hace caminar a los humildes con rectitud, enseña su camino a los humildes.
A ti, Señor, levanto mi alma.

Las sendas del Señor son misericordia y lealtad, para los que guardan su alianza y sus mandatos. El Señor se confía con sus fieles y les da a conocer su alianza.
A ti, Señor, levanto mi alma.

1 Tesalonicenses 3,12-4,2

Hermanos: Que el Señor os colme y os haga rebosar de amor mutuo y de amor a todos, lo mismo que nosotros os amamos. Y que así os fortalezca internamente, para que, cuando Jesús, nuestro Señor, vuelva acompañado de todos sus santos, os presentéis santos e irreprensibles ante Dios, nuestro Padre. En fin, hermanos, por Cristo Jesús os rogamos y exhortamos: Habéis aprendido de nosotros cómo proceder para agradar a Dios; pues proceded así y seguid adelante. Ya conocéis las instrucciones que os dimos, en nombre del Señor Jesús.

San Lucas 21,25-28.34-36

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: – «Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, enloquecidas por el estruendo del mar y el oleaje.

Los hombres quedarán sin aliento por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues los astros se tambalearán. Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y majestad.

Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación. Tened cuidado: no se os embote la mente con el vicio, la bebida y los agobios de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra. Estad siempre despiertos, pidiendo fuerza para escapar de todo lo que está por venir y manteneros en pie ante el Hijo del hombre.»

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

Iniciamos un nuevo año litúrgico, dejamos atrás el viejo año, y para la Iglesia, para el calendario católico, para el calendario religioso, hoy es ni más ni menos, que un primero de enero, un año nuevo.

Iniciamos un ciclo muy corto, del llamado Adviento, advenimiento, o llegada próxima de Jesús Salvador, en la figura de un recién nacido.

Y las lecturas bíblicas se deben de tomar en este sentido, y aunque ciertamente nos hablan en términos aparentemente apocalípticos, y de final del mundo, hay que entender otra dinámica de interpretación, a partir de la lectura de este domingo primero del nuevo año litúrgico, domingo primero del adviento.

De entrada podemos señalar tres palabras claves, con las cuales entenderemos un poco más el Evangelio y el mensaje de este domingo.
La primera palabra, es tiempo de cambio, una segunda palabra, este tiempo del Adviento, es tiempo de espera, y una tercera palabra y final, clave en este texto dominical, la liberación.