Inicio / Evangelio / Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I martes 28 diciembre 2021
Generic filters

Filtro

Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I martes 28 diciembre 2021

Evangelio del día 

Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

1 Juan 1,5-2,2

Queridos hermanos: Este es el mensaje que le hemos oído a Jesucristo y les anunciamos: Dios es luz y no hay en él oscuridad alguna. Si decimos que estamos en comunión con él, y andamos en oscuridad, mentimos y no practicamos la verdad. Pero si caminamos en la luz como él, que está en la luz, estamos en comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo Jesús nos purifica de todo pecado.

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no habita en nosotros. Si reconocemos nuestros pecados, Dios, que es justo y fiel, perdonará nuestros pecados y nos purificará de toda maldad.

Si decimos que no hemos pecado, hacemos pasar a Dios por mentiroso, y su palabra no habita en nosotros.

Hijos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Pero si alguno peca, tenemos ante el Padre un abogado, Jesucristo, el Justo. El se ha entregado como víctima por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino por los del mundo entero.

Salmo (124) 123

Hemos salvado la vida como un pájaro de la trampa.

Si el Señor no hubiera estado a nuestro favor cuando nos atacaron los hombres, nos habrían devorado vivos en el volcán de su ira.
Hemos salvado la vida como un pájaro de la trampa.

Nos habrían tragado las aguas, un torrente habría pasado sobre nosotros;
habrían pasado sobre nosotros las aguas turbulentas.
Hemos salvado la vida como un pájaro de la trampa.

La red se rompió y pudimos escapar. Nuestro auxilio es el Señor, que hizo el cielo y la tierra. Hemos salvado la vida, como un pájaro de la trampa del cazador.
Hemos salvado la vida como un pájaro de la trampa.

San Mateo 2,13-18

Después que los Magos se fueron, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: «Levántate, toma al niño y a su madre, huye a Egipto y quédate allí hasta que yo te avise; porque Herodes va a buscar al niño para matarlo».

José se levantó de noche, tomó al niño y a su madre, y partió hacia Egipto, donde permaneció hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que había anunciado el Señor por el profeta: De Egipto llamé a mi hijo.

Entonces Herodes, viéndose burlado por los Magos, se enfureció tanto que mandó matar a todos los niños de Belén y de todos sus alrededores que tuvieran menos de dos años, conforme a la información que había recibido de los Magos. Así se cumplió lo anunciado por el profeta Jeremías:

Se ha escuchado en Ramá un clamor, un gran llanto y lamento: “es Raquel que llora por sus hijos, y no quiere consolarse, porque ya no existen”.

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

La primera lectura que nos trae la liturgia en este día, en la conmemoración, la fiesta de los santos mártires inocentes, nos señala cómo la sangre de Cristo nos purifica de todo pecado.

En efecto, san Juan en la primera lectura de hoy nos dice: “que Dios es luz sin tiniebla alguna”, y si decimos que estamos unidos a Él, mientras vivimos en las tinieblas, mentimos con palabras y con la propia vida.

Por eso nos invita a buscar, y a bañarnos en la sangre de Jesús, que nos limpia de nuestros pecados.

Finalmente en la carta, que nos sirve como primera lectura en el día de hoy, nos invita a que no pequemos, y si pecamos tenemos un gran abogado ante el padre Dios, Jesucristo el justo, que es víctima de propiciación, víctima reparadora, no solo por nuestros pecados, sino por los del mundo entero.