Inicio / Evangelio / Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I sábado 04 septiembre 2021
Generic filters

Filtro

Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I sábado 04 septiembre 2021

Evangelio del día 

Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

Colosenses 1,21-23:

Hermanos: Antes estabais también vosotros alienados de Dios y erais enemigos suyos por la mentalidad que engendraban vuestras malas acciones; ahora en cambio, gracias a la muerte que Cristo sufrió en su cuerpo de carne, habéis sido reconciliados y Dios puede admitiros a su presencia como a un pueblo santo sin mancha y sin reproche. La condición es que permanezcáis cimentados y estables en la fe, e inamovibles en la esperanza que escuchasteis en el Evangelio. Es el mismo que se proclama en la creación entera bajo el cielo, y yo, Pablo, fui asignado a su servicio.

Salmo 54

Dios es mi auxilio.

Oh, Dios, sálvame por tu nombre, sal por mí con tu poder. Oh, Dios, escucha mi súplica, atiende a mis palabras.

Pero Dios es mi auxilio, el Señor sostiene mi vida. Te ofreceré un sacrificio voluntario dando gracias a tu nombre que es bueno.

San Lucas 6,1-5:

Un sábado, Jesús atravesaba un sembrado; sus discípulos arrancaban espigas y, frotándolas con las manos, se comían el grano. Unos fariseos les preguntaron: – ¿Por qué hacéis en sábado lo que no está permitido? Jesús les replicó: – ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y sus hombres sintieron hambre? Entró en la casa de Dios, tomó los panes presentados -que sólo pueden comer los sacerdotes-, comió él y les dio a sus compañeros. Y añadió: -El Hijo del Hombre es señor del sábado.

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

La discusión que nos presenta el evangelio nos muestra como hay gran incomprensión por parte de los cumplidores de las leyes religiosas, concretamente los escribas y fariseos que no comprenden como Jesús y sus discípulos pueden arrancar espigas y comerlas en sábado.

El hambre del hombre está por encima de las leyes religiosas, un debate de todos los tiempos y un debate probablemente que seguirá por muchos siglos.

¿Cómo la ley que está llamada a liberar al hombre, a veces le oprime?,¿Cómo la ley que está llamada a regular las relaciones sociales, políticas, laborales, financieras, a veces explotan al hombre?

Jesús quiere tomar distancia, des enmarcarse de las leyes de su tiempo y reconociendo que la ley es importante, porque luego lo dirá: “No he venido a abolir la ley, sino a darle plenitud”, nos mostrará que es un hombre libre frente a las leyes y que entiende que lo primero no es la ley, lo primero es el bienestar, el bien del hombre.