Inicio / Evangelio / Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I viernes 19 noviembre 2021
Generic filters

Filtro

Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I viernes 19 noviembre 2021

Evangelio del día 

Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

Macabeos 4,36-37.52-59

En aquellos días, Judas y sus hermanos propusieron:

Ahora que tenemos derrotado al enemigo, subamos a purificar y consagrar el templo.

Se reunió toda la tropa, y subieron al monte Sión.

El día cinco del mes noveno (Casléu), todos madrugaron para ofrecer un sacrificio, según la ley, en el altar de los holocaustos que habían reconstruido. En el aniversario del día en que lo habían destruido los gentiles, lo volvieron a consagrar, cantando himnos y tocando cítaras, laúdes y timbales. Todo el pueblo se postró en tierra adorando y alabando a Dios, que les había dado éxito.

Durante ocho días celebraron la consagración, ofreciendo con alegría holocaustos y sacrificios de comunión y de alabanza. Decoraron la fachada del templo con coronas de oro y escudos. Consagraron también el portal y las habitaciones, poniéndoles puertas.

El pueblo celebró una gran fiesta, que canceló la profanación de los gentiles. judas, con sus hermanos y toda la asamblea de Israel, determinó que se conmemorara anualmente la nueva consagración del altar con solemnes festejos, durante ocho días a partir del veinticinco de Casléu.

Salmo

Alabamos, Señor, tu nombre glorioso.

Dios de nuestro padre Israel, por los siglos de los siglos.

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder, la gloria, el esplendor, la majestad,
porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra.

Tú eres Rey y soberano de todo: de ti viene la riqueza y la gloria.

Tú eres el Señor del universo, en tu mano está el poder y la fuerza,
tú engrandeces y confortas a todos.

San Lucas 19,45-48

En aquel tiempo, entró Jesús en el templo y se puso a echar a los vendedores, diciéndoles:

-Escrito está: «Mi casa es casa de oración»; pero vosotros la habéis convertido en una «cueva de bandidos».

Todos los días enseñaba en el templo.

Los sumos sacerdotes, los letrados y los senadores del pueblo intentaban quitarlo de en medio; pero se dieron cuenta de que no podían hacer nada, porque el pueblo entero estaba pendiente de sus labios.

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

Descubrimos a propósito de las lágrimas de Jesús, que pocas veces son mencionadas en los evangelios, excepto frente a la muerte de su amigo Lázaro, y ahora por la dureza de corazón de los habitantes de Jerusalén, descubrimos la profunda humanidad del Hijo de Dios.

Llora por Jerusalén y por sus habitantes, por su dureza de corazón, y proféticamente anuncia: “Que llegará un día en que los enemigos externos llegarán a la ciudad, la destruirán, no quedará piedra sobre piedra, porque no fueron los habitantes de Jerusalén capaces de reconocer el tiempo de la venida del Mesías, del Salvador”.

Hoy nos preguntamos: ¿en nuestro corazón hay apertura a Dios?, o por el contrario, a ejemplo de los habitantes de Jerusalén en tiempos de Jesús, ¿nuestro corazón está endurecido? Y podríamos ir más allá, y preguntarnos, ¿qué endurece nuestro corazón?