Inicio / Evangelio / Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I viernes 30 julio 2021
Generic filters

Filtro

Evangelio De Hoy l Padre Carlos Yepes I viernes 30 julio 2021

Evangelio del día 

Para escuchar el evangelio y la reflexión puedes darle clic al video

Levítico 23, 1

El Señor habló a Moisés: Estas son las festividades del Señor, las asambleas litúrgicas que convocarán en las fechas señaladas. El día catorce del primer mes, al atardecer, es la Pascua del Señor. El día quince del mismo mes, es la fiesta de los Panes Ácimos dedicada al Señor. Comerán panes ácimos durante siete días. El primer día se reunirán en asamblea litúrgica, y no harán ningún trabajo servil. Los siete días ofrecerán al Señor oblaciones. El séptimo se volverán a reunir en asamblea litúrgica, y no harán ningún trabajo servil”. El Señor habló a Moisés: Di a los hijos de Israel: “cuando entren en la tierra que yo les voy a dar y sieguen la mies, llevarán al sacerdote una gavilla como primicia de su cosecha. Este la balanceará ritualmente en Presencia del Señor, para que les sea aceptada; la balanceará el sacerdote el día siguiente al sábado. A partir del día siguiente al sábado en que lleven la gavilla para el balanceo ritual, contarán siete semanas completas: contarán cincuenta días hasta el día siguiente al séptimo sábado y ofrecerán una oblación nueva al Señor. El día diez del séptimo mes es el día de la Expiación. Se reunirán en asamblea litúrgica, ayunarán y ofrecerán al señor una oblación. El día quince de ese séptimo mes comienza la fiesta de las tiendas dedicada al señor; y dura siete días. El día primero se reunirán en asamblea litúrgica, ayunarán y ofrecerán al Señor una oblación. El día quince de ese séptimo mes comienza la fiesta de las Tiendas dedicada al Señor; y dura siete días. El día primero se reunirán en asamblea litúrgica. No harán trabajo servil alguno. Los siete días ofrecerán al señor oblaciones. Al octavo volverán a reunirse en asamblea litúrgica y ofrecerán al señor oblaciones. Es día de reunión religiosa solemne. No harán trabajo servil alguno. Estas son las festividades del Señor, en las que se reunirán en asamblea litúrgica, y ofrecerán al Señor oblaciones, holocaustos y ofrendas, sacrificios de comunión y libaciones, según corresponda a cada día.

Salmo 81

R/. Aclamen a Dios, nuestra fuerza

Acompañen, toquen los panderos, las cítaras templadas y las arpas; toquen la trompeta por la luna nueva, por tu luna llena, que es nuestra fiesta. R/.

Porque es una ley de Israel, un precepto del Dios de Jacob, una norma establecida para José al salir de Egipto. R/.

No tendrás un dios extraño, no adorarás un dios extranjero; yo soy el Señor, Dios tuyo, que te saqué de la tierra de Egipto. R/.

San Mateo 13, 54-58

En aquel tiempo, Jesús fue a su ciudad y se puso a enseñar en su sinagoga. La gente decía admirada: ¿De dónde saca este esa sabiduría y esos milagros? ¿No es el hijo del carpintero? ¿No es su Madre María, y sus hermanos Santiago, José, Simón y Judas? ¿No viven aquí todas sus hermanas? Entonces, ¿de dónde saca todo eso? Y se escandalizaban a causa de él. Jesús les dijo: Solo en su tierra y en su casa desprecian a un profeta. Y no hizo allí muchos milagros, por su falta de fe.

Ideas centrales del evangelio por el padre Carlos Yepes

Marta sale al encuentro de Jesús y con su actitud activa, con su actitud existencial y espiritual, nos invita a cada uno de nosotros a no quedarnos como espectadores en la relación con Dios. No nos quedemos esperando simplemente a que pase nuestra existencia.

Hoy, si sientes que Jesús es tu guía, tu Salvador, tu Señor, alégrate porque muchas personas en nuestro mundo atontadas, perdónenme la expresión, o distraídas, pensaría de mejor manera expresarlo, distraídas, no alcanzan a reconocer que Dios es Dios en la vida, que Jesucristo lo puede todo en mi existencia y que él debía de ser el centro de todas mis acciones, de todas mis decisiones.

Aprendamos a hacer confesión de fe en Jesús, como lo hizo Marta de Betania, y a decirle:Tú eres Dios en mi vida, Señor de mi historia, guía que ilumina mi camino, fortalece mi debilidad, consuelo en mis tristezas, paz en las tormentas de mi alma.