Inicio / Evangelio / Importancia del Evangelio l Padre Carlos Yepes
Generic filters

Filtro

Importancia del Evangelio l Padre Carlos Yepes

El Evangelio es importante por que…

Ennoblece.

«Toda Escritura está inspirada por Dios y es útil para enseñar y reprender, para corregir y educar en una vida de rectitud, para que el hombre de Dios esté capacitado y completamente preparado para hacer toda clase de bien». (2 Timoteo 3, 16)

Es gratificante.
Y él dijo: “Bienaventurados más bien, los que escuchan la Palabra de Dios, la obedecen y llevan a la práctica.” (Lucas11, 28).

Alumbra la existencia.
“Lámpara es tu Palabra para mis pasos, luz en mi sendero. Lo juro, lo cumpliré y guardaré tus justos juicios”. (Salmo 119: 105-106)

Es Alimento para el Espíritu.
“Deseen con ansia la leche pura de la palabra, como niños recién nacidos. Así pues por medio de ella, crecerán en su salvación, ahora que han probado lo bueno que es el señor” (1 Pedro 2,2)

Es Esperanza
Simón Pedro le respondió al Señor: «¿A quién iremos?», Sólo Tú tienes palabras de vida eterna. (Juan 6,68).

Es salvación para el hombre
“Despójense de cualquier mancha y maldad, que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la Palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida” (Santiago 1, 21)

Es Vida.
Jesús, dijo a los judíos: “En verdad, en verdad os digo: que si alguno guarda mi Palabra, no vera jamás la muerte” (Juan 8,51).

Es eterna.
“Mientras que la hierba se seca y la flor se marchita, así la palabra de nuestro Dios, permanece para siempre” (Isaías 40, 8).

Tiene autoridad.
“Toda palabra de DIOS, es digna de crédito: Dios protege a los que en Él buscan refugio” (Proverbios 30,5)

Es Bendición.
De aquel que cree en mí, como dice la Escritura, brotarán ríos de agua viva. (Juan 7:38)

Es Poderosa.
Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. (Hebreos 4:12)

Es Certeza.

“En tu palabra se resume tu verdad. Todas tus leyes y decretos son justos y permanecen para siempre” (Salmo 119,160)

Es Protección.
“Confío en Dios, y alabo su Palabra; confío en Él y no tengo miedo. ¿Qué puede hacerme el hombre? (Salmo 56,4).