Inicio / Reflexiones / ¿Por qué construir tu relación sobre la roca? I padre Carlos Yepes
Generic filters

Filtro

¿Por qué construir tu relación sobre la roca? I padre Carlos Yepes

 

Las relaciones más fuertes son las que se construyen sobre roca.

Las relaciones de pareja que más estructuras sólidas poseen no son las que viven carentes de problemas, sino todas aquellas que han sabido sortear y gestionar los problemas con sabiduría.

Actualmente, el boom de información que se comparte por medio de las redes sociales de lo que debería ser la vida en pareja genera cierta impotencia. Allí, como una vitrina de los grandes almacenes de cadena, se expone lo bonito, se maquilla con la mejor escenografía y se filtra de modo que pueda llamar la atención. Pero, la realidad cobija muchas situaciones. Y sin temor a equivocarme, son esas situaciones las que deberían exponerse con el ánimo de brindar herramientas reales a tantas parejas que no saben cómo solucionar sus conflictos.

Una pareja que aprende a respetar las diferencias y a construir sobre lo que los une. Los que han perdonado ofensas despojándose del egoísmo, los que han materializado los sueños esforzándose cada uno por dar lo mejor de sí, los que han entendido que es mejor dos que uno porque su esfuerzo se multiplica y las preocupaciones se dividen, los que han encarado a la tentación con fidelidad y oración, reconociendo que la cuerda de tres hilos no se puede romper. Los que reconocen que las flores tienen espinas, pero prefieren poner la mirada en la hermosura de su aspecto y no solo en el tallo que puede perforar y herir, todas ellas, quizá sin saberlo, están construyendo su relación sobre la roca.

 

Escucha la reflexión del padre Carlos Yepes en relación con este tema.

Todo lo anterior es posible cuando se clama a Dios por las herramientas para sortear los desafíos que se presentan en el día a día. Si el matrimonio pudiera vivirse sin Dios como centro, no sería necesario celebrar el Sacramento. No se pediría el auxilio y la luz del Espíritu Santo para iluminar las oscuridades que se van apoderando de la paz que reina en el hogar. No tendría sentido la fe que profesamos como referente de la familia de Nazareth.

Solo en Dios pueden olfatearse las estrategias que intentar desestabilizar las familias, el entramado que busca camuflarse en la unión de los matrimonios del mundo entero. Solo Dios conoce la realidad de tu matrimonio, lo que te aqueja. Él tiene la medicina para tu situación. No tienes nada que perder, por el contrario, tienes todo por ganar. Hay una promesa que quiere cumplirse en tu casa: “yo hago nuevas todas las cosas” Apocalipsis 21, 5. Eso es construir sobre la roca, saber sobre quien poner su confianza y la base sobre la que van a construir: Dios.