Inicio / Reflexiones / Vence el mal sin desanimarte I padre Carlos Yepes
Generic filters

Filtro

Vence el mal sin desanimarte I padre Carlos Yepes

El mal no puede desanimarnos

El desánimo toca a la puerta, muchas veces, de los asuntos cotidianos más importantes para nosotros. Se siente cansancio y ganas de renunciar cuando las fuerzas se agotan y parece que el esfuerzo no diera su fruto. Algunos se dejan llevar por el desolador paisaje, perdiendo de vista el panorama completo, pues ante un episodio concreto, se absolutiza la vida entera, y es allí donde se pierde el rumbo, se nubla el camino y se contaminan los pensamientos y el corazón.

Los santos lucharon hasta la meta sin desanimarse. O mejor aún, cuando se enfrentaron al cansancio, se recargaron de la fuente inagotable de la vida. No podemos decir que su vida estuvo exenta de dudas, miedos, incomprensiones y desánimos. Pero sí es válido mencionar que hay testimonios que relatan que el auxilio de su alma era el poder de Dios. Por eso, a la manera de los santos, debemos hacer el bien sin desfallecer. Ellos nos enseñan que la paciencia todo lo alcanza, pues trasciende todo tipo de instintos que nos alejan del gozo y plenitud.

Cuando llega el desánimo, y con éste el sufrimiento, Dios purifica el corazón. Allí donde creemos que somos débiles, somos más fuertes por su gracia. Jesús camina con nosotros cargando nuestras cruces y nos levanta, una y otra vez, con la medicina de su Palabra y la promesa de vida eterna. Él conoce nuestra fragilidad, y nos imprime valentía para perseverar haciendo el bien sin desanimarnos.

San José nos motiva, con el ejemplo de su vida a no dejarnos apabullar e ir tras los proyectos y planes de Dios. Él, gracias a su intercesión, nos enseña a entregar nuestros planes a las manos providentes de Dios, soltando el control que ejercemos sobre lo que soñamos.

En la reflexión que presento en video, descubre tres claves que este Santo Varón nos entrega para hacer el bien en todo momento sin desanimarnos.