Inicio / Reflexiones / María Auxiliadora I padre Carlos Yepes
Generic filters

Filtro

María Auxiliadora I padre Carlos Yepes

 

María, Auxilio de los Cristianos

María, bajo la advocación de la “Auxiliadora” “Auxilio de los Cristianos”, es una de las más queridas por la iglesia católica y data desde el año 345 cuando Juan Crisóstomo la llama, por primera vez, de esta manera. Con los años, San Sebas y San Juan Damasceno se sumaron a esta iniciativa y la acogieron desde el auxilio a los enfermos, y auxilio para evitar males, peligros y conseguir la salvación, respectivamente. Pero, fue hasta el año 1572, cuando nuestra Señora libró a los cristianos en la batalla de Lepanto de ser destruidos por un ejército de 282 barcos y 88.000 soldados, que el papá Pio V invitó al rezo de la letanía “María Auxiliadora, rogad, por nosotros”.

Esta breve reseña histórica de la advocación, que justamente celebramos el 24 de mayo, toma sentido en nuestros corazones cuando clamamos con fe a la Madre del Cielo que interceda por nosotros ante su hijo Jesucristo. Ella dispone sus oídos y abre su corazón para prestar su ayuda en los momentos de necesidad. María siempre está en salida, busca la manera de servir, y llevar hacia su hijo las peticiones que, con tanta confianza, entrega cada cristiano.

María, como miembro de la Sagrada Familia de Nazareth, en este momento puntual de la historia, donde el papá Francisco ha dedicado el año 2021 a San José y, a su vez, a las familias; trabaja arduamente con el padre putativo de Jesús por todos los matrimonios y los hogares. Esta Santa Familia sabe que, teniendo en el centro a Jesús, nunca faltara nada.

No dudes confiar tu familia bajo el amparo de María que auxilia cada una de tus necesidades. Es en la riqueza de un corazón dispuesto donde se ve obrar con detalle a la amorosa Madre. Por eso, clama a Dios, por la intercesión de María Auxiliadora y verás cómo cada mínimo detalle que está escondido cobrará  protagonismo a fin de que puedan ser sanadas muchas heridas, y que todas las cosas se hagan nuevas por el obrar del Espíritu Santo, su amadísimo esposo.

Escucha la reflexión del padre Carlos Yepes en relación con este tema.