Inicio / Reflexiones / Enfoca el sentido de vida I padre Carlos Yepes
Generic filters

Filtro

Enfoca el sentido de vida I padre Carlos Yepes

Recupera el sentido de tu vida

Hablar de recuperar el sentido de la vida puede escribirse y leerse fácil, pero llevarlo a la práctica requiere valentía y determinación. Estamos en un periodo de la historia del mundo que necesita gran compromiso personal y comunitario para enfrentarlo. La manera en la que se viva este tiempo es determinante para el resultado.

Mas allá de discursos bien elaborados, escritos utópicos, posturas ilusorias, está la firme convicción de tener herramientas para jalonar soluciones que reestructuren el sentido de la vida. No podemos quedarnos a la deriva esperando pasos a seguir externos, nosotros mismos somos la solución, debemos ser protagonistas de ella.

Cuando Dios creó al hombre, lo creó a su imagen; varón y mujer los creó, 28 y les dio su bendición: «Tengan muchos, muchos hijos; llenen el mundo y gobiérnenlo; dominen a los peces y a las aves, y a todos los animales que se arrastran.» Génesis 1, 27-28

La vida es un regalo y la manera como decidamos vivirla es el regalo que podemos darle a Dios. Sin desconocer la realidad que nos aqueja: la pandemia y las consecuencias económicas, sociales y sanitarias que ha traído; el duelo por la pérdida de seres queridos, la falta de contacto con los demás, el encierro de sonrisas y la escasez de los abrazos, debemos equiparnos de un kit de supervivencia que nos permita no solo sobrevivir, sino vivir en plenitud, porque si nos ocupamos y nos dejamos llevar por lo que creemos necesitamos y nos hará feliz, no estaremos dispuestos y disponibles a la propuesta que Dios tiene para cada uno de nosotros, donde habita su Divina Voluntad.

La vida tiene sentido cuando la vivimos con un propósito.

Dios es quien tiene la última palabra, y mientras exista vida, hay posibilidades. “Los planes son del hombre; la palabra final la tiene el Señor. Al hombre le parece bueno todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones”. Proverbios 16 1-2 El sentido y propósito real de la vida consiste en dejarnos guiar por el dueño de ella. Por eso, la invitación es que podamos pedirle la gracia para: soñar, perdonar, disfrutar cada pequeño detalle, agradecer, comprometernos, cantar, bailar, crear sentido de pertenencia, establecer una narrativa de vida positiva, trascender la existencia.

Encontrar el sentido propio de la vida no radica en grandes y portentosos actos, se basa en la profundidad de lo cotidiano, y esto implica reflexionar, hacer altos en el camino con propósito de reconocer que, más allá de lo meramente establecido, hay un motor capaz de mover todas las áreas que se encuentran paralizadas y estancadas.

A continuación, te compartimos en el siguiente video, algunas claves que te ayudarán a recapacitar sobre lo que podemos hacer cada uno de nosotros para asumir con valentía la vida.

Escucha la reflexión del padre Carlos Yepes en relación con este tema.